Intranet
heliodora lata 01
heliodora lata 02
  • Cargar imagen en el visor de la galería, heliodora lata 01
  • Cargar imagen en el visor de la galería, heliodora lata 02

Heliodora

Proveedor
Berliner Weisse
Precio habitual
€27,00
Precio de venta
€27,00
Precio habitual
Fermentando
Precio unitario
por 
Impuesto incluido.

Ver ficha
Estilo:
Berliner Weisse
Alcohol:
4,2%
IBUS:
18

EXPLICACIÓN TÉCNICA:

Vista:

Brillante de apariencia achampanada y color pálido,forma un rosario de burbuja fina y continua.

Olfato:

Cerveza muy refrescante, ligeramente ácida y notas cítricas y afrutadas por la naranja sanguina.

Gusto:

Cerveza muy suave y refrescante, que recuerda a las sidras y vinos espumosos y afrutados. Por algo se le llama a este estilo “El champán del norte”.

Maridaje:

Perfecto con sabores suaves o de ligera acidez, quesos suaves de leche cruda, ensaladas, pescados y carnes blancas,etc.

Ingredientes:

Agua, malta de cebada,malta de trigo, naranjas sanguinelli, lúpulo y levadura.

Historia:

Heliodora esperaba inquieta al final del camino. A finales de febrero su padre siempre le traía del mercado naranjas sanguinelli. Con las montañas todavía cubiertas de nieve, en lo más profundo del invierno, aquellas frutas rojas como la sangre parecían anunciar la brisa cálida de la primavera. La historia de los naranjos en el Mediterráneo tiene un largo viaje. Llegaron desde China hace mil años, cuando era una fruta amarga que se usaba como medicina y condimento. Se adaptaron tan bien a su nuevo hogar que produjeron espontáneamente multitud de nuevas variedades hasta que, en 1646, el botánico italiano Gian Battista Ferrari describió por primera vez el pigmento rojo en los cítricos. Las distintas variedades de naranjas sanguinas viajaron durante siglos en embarcaciones de vela y se hicieron populares por toda Europa gracias a su resistencia en los largos viajes. Pero Heliodora nunca las olvidó. El sol mediterráneo le tenía reservado su regalo en Altea, donde se encontró con los árboles que la intrigaba desde la infancia. Ahora, cada febrero, acude a su huerto centenario con la ilusión de una niña para recoger las naranjas sanguinelli que se añaden a esta Berliner weisse. Una cerveza de trigo, elaborada según la antigua receta que a principios del siglo XX estuvo a punto de desaparecer. Es suave, refrescante y ligeramente ácida, con el toque de color y aroma que le otorgan estos cítricos tan especiales. Tradición prusiana y carácter mediterráneo.